viernes, 19 de mayo de 2017

Los alienígenas de Isaac Asimov. Parte II/II




Estimados Liponautas 

Hoy la hacemos llegar la segunda parte de la magnifica entrada hecha por Reinaldo Manso sobre los aliens en la obra de Asimov.

Deseamos disfruten de la entrada.



*******

 “Compre Júpiter”, COMPRE JÚPITER (Bruguera 1976). Original:  'Buy Jupiter' (Venture Science Fiction Mayo 1958).




        En su vida personal, Asimov ya empezaba a ganar más dinero de su literatura que por dar clases de química esporádicas (como auxiliar) en la universidad y había abandonado la investigación, para la que no se sentía dotado. Sus relatos y sobre todo, sus ensayos de divulgación científica, por suerte para nosotros, se convirtieron en prioritarios. 

El titulo original de la historia era “It Pays / Esto rinde”,  pero el editor lo cambió por el actual, aprovechando el equívoco de pronunciarse igual que una conocida exclamación inglesa. Tan perfecto le pareció a Asimov que se apropió de él para la antología. Al tratarse de un relato humorístico (como el anterior), el autor apenas si se molesta en describir el aspecto real de los alienígenas que están en conversaciones con las autoridades terrestres para comprar el planeta Júpiter porque nuestro sistema planetario se encuentra en  una de sus principales rutas comerciales y quieren establecerse en él. Son seres de pura energía así que para negociar crean un simulacro perfecto, con el aspecto de un anciano con majestuosa barba dorada y profundos ojos castaños. A cambio ofrecen entregarnos toda la energía que necesitemos mientras dure el contrato. Pese a toda su inteligencia, los alienígenas resultan ser unos pardillos a la hora de negociar.

“Nuestro solitario planeta” es el primer ensayo dedicado por Asimov al asunto de las posibles visitas  (o los motivos de su ausencia) de extraterrestres. Creo que no ha aparecido nunca publicado en castellano. Original: “Our Lonely Planet” (Astounding, Noviembre 1958).




Asimov argumenta que, aunque una federación interestelar debe ya existir en el centro de la Vía Láctea, dada la abundancia y proximidad de estrellas allí, no resulta económicamente rentable explorar los aledaños tan poco poblados por donde circula nuestro Sol. Incluso si la distancia no fuese un problema, añade, está la cuestión del tiempo necesario para explorar toda la galaxia y localizarnos. Al final, acaba admitiendo que ya deberían habernos descubierto, lo que solo le deja una opción, ya propuesta con anterioridad por Charles Fort: estamos en una reserva galáctica, donde se nos protege y aísla hasta que alcancemos (o no) el umbral requerido. 




    En el siglo XXI somos menos ingenuos y rápidamente pensamos por ejemplo en los furtivos, sin olvidar que hasta los tripulantes del “Enterprise” se saltan su Directiva Primaria a la menor ocasión. La paradoja de Fermi sigue vigente. 

 “Eso llamado amor”, CUARTA GENERACIÓN (Caralt 1977). Original: 'What Is This Thing Called Love?' (Amazing, Marzo 1961 & Playboy).   




La génesis de este relato es simpática. En Noviembre de 1969, William Knoles escribió un artículo en Playboy “Girls for the Slime God”, proponiendo en broma que a la ciencia ficción sólo les interesaba los alienígenas y el sexo. El editor de Amazing pidió a Asimov que imaginase cómo sería una interacción real entre un alienígena ávido de sexo y los seres humanos. Resulta muy revelador leer la historia teniendo presente la posterior moda de las abducciones alienigenas y los supuestos planes de hibridación extraterrestre que algunos ufólogos defiende incluso hoy en día.



Unos exploradores galácticos completamente inhumanos visitan la Tierra y capturan a dos humanos de distinto sexo. Una vez desnudos en su nave, les interrogan sobre las interacciones humanas y más específicamente sobre sus métodos de reproducción. Como era de esperar, los humanos reaccionan con gran indignación cuando los alienígenas les piden una demostración práctica. Los extraterrestres dan sus pseudópodos por vencidos y los devuelven a nuestro planeta sin completar su investigación… Mientras se alejan, los dos humanos se sienten atraídos y acaban manteniendo voluntariamente la cópula tan solicitada.

Con apenas cuatro excepciones en los siguientes veinte años (en forma de dos novelas y dos historias cortas), éste es el último relato dónde Asimov hablaría de alienígenas. De hecho, durante años abandonó por completo la ciencia ficción y se volcó casi exclusivamente en sus ensayos de divulgación.

¿HAY ALGUIEN AHÍ? (Picazo 1972). En este libro se incluyen la mayoría de sus primeros ensayos sobre las posibilidades de vida extraterrestre. Original: IS ANYONE THERE? (1967). 

Por aquella época, también escribió un libro junto a Stephen H. Dole, PLANETS FOR MAN (1964) donde se argumenta que pueden existir muchos planetas habitables y habitados en el universo.




Volviendo a la antología, recoge:

“Una ciencia en busca de sujeto”. Original: “A science in search of a subject”, New York Times Magazine, 23 de mayo de 1965. Exobiología, y los pasos a seguir para llenarla de contenido.

“Nosotros, los intermedios”. Original: “We, the In-Betweens”, Mademoiselle, Mayo 1961. Químicas orgánicas alternativas.

“¿Hay alguien ahí?”. Original: “Hello CTA-21, Is Anyone There?”, New York Times Magazine, 29 de noviembre de 1964. Búsqueda de vida extraterrestre (SETI).

Anatomía de un marciano”. Original: “Anatomy of a Martian”, Esquire, Septiembre 1965. Condiciones para la vida en Marte.



“El insidioso tío Martin”. Original: “The Insidious Uncle Martin”, TV Guide, 5 de marzo de 1966. Los marcianos en televisión.

“Los encantadores y perdidos paisajes de la Luna”. Original: “The Lovely Lost Landscapes of Luna”, P.S. magazine, Abril 1966. Como la ciencia ha cambiado el Sistema Solar imaginado por los escritores de SF.

“Sobre los platillos volantes”. Original: “On flying saucers?”. Los platillos volantes no son visitantes extraterrestres porque no contactan directamente.

Hay otro ensayo de Asimov sobre el tema de la vida extraterrestre que nunca ha vuelto a publicarse tras su aparición en Septiembre de 1963: “Who's Out There?”, The Magazine of Fantasy and Science Fiction. No he podido acceder a él.




Estos ensayos nos muestran a un Carl Sagan defendiendo que la civilización sumeria pudo ser fundada por alienígenas (idea que rechazó poco más tarde), a Asimov explicando las posibilidades de una evolución convergente en planetas similares al nuestro, o descartando vida inteligente en Marte tras las fotos enviadas por el Mariner IV (aunque no sin antes deducir cómo podrían haber sido). También analiza alternativas a la vida basadas en el amoniaco (en vez de agua) o en la siliconas y nos habla de la detección de los llamados “pequeños hombrecillos verdes”, cuando las primeras emisiones de los quasars parecían inteligentes. Respecto a los platillos volantes, Asimov ha superado la visión simplista de Menzel, pero señala “la energía necesaria para un viaje interestelar es tan inmensa que (…) sí quisieran entrar en contacto lo harían”. Mientras no lo hagan, él seguirá creyendo que se trata de errores, fraudes o algún otro fenómeno natural. Desde la Ufología actual, resulta profética su propuesta de que la famosa serie televisiva “Mi marciano favorito” era una estratagema para convencernos de las buenas intenciones de los extraterrestres para facilitar su conquista. A diferencia de algunos ufólogos actuales, Asimov lo decía en broma. 

LOS PROPIOS DIOSES (Bruguera 1974). Original: THE GODS THEMSELVES (1972).

Siguiendo este orden cronológico llegamos ahora a los alienígenas más famosos de Asimov. Sin embargo, me van a permitir que los deje para el final. 




“The Romance of Mars” in MARS, WE LOVE YOU por  J. Hipolito y W.E. McNelly (Enero 1971). Recopilación: TODAY AND TOMORROW AND… (1974).




Asimov cuenta la historia de los “canales” de Marte desde Schiaparelli hasta mediados de los 70, justo antes de la visita de la sonda Mariner 9 y cómo la ciencia y la ficción han cambiado con el paso de los años, dejando abierta la esperanza al hallazgo de vida microscópica y lo que ello supondría para la humanidad.

“The Inevitability of Life” (Science Digest Junio 1974). Recopilación: OF MATTERS GREAT AND SMALL (1975). 




Asimov pasa revista a los intentos por encontrar vida extraterrestre en los planetas del sistema solar, los meteoritos e incluso en las nubes interestelares. Aparte de los bloques básicos, no ha aparecido nada más, pero el autor se muestra optimista sobre la inevitabilidad de la vida.

 “¿Pequeños hombrecitos verdes o no?”, LA MENTE ERRABUNDA (Alianza 1987). Original: “Little Green Men or Not”, TV Guide, 14 de diciembre de 1974. 

“Las astronaves fantasma”, ASIMOV CIENCIA 1 (Bruguera 1979). Original: “The Rocketing Dutchmen” (The Magazine of Fantasy and Science Fiction, Febrero 1975).




Un par de reflexiones sobre los OVNIs, bastante similares. La traducida en Bruguera creo que fue la primera que leí, y en aquel entonces, me pareció equivocada. Durante cierto tiempo me sentí superior a mi escritor favorito porque yo sabía algo que él no. Curiosamente, mencionaba a un tal Stanton Friedman que criticaba (sin haberlo leído bien) su artículo de 1967 y quien, todavía hoy, sigue defendiendo la realidad de las visitas alienígenas. Tras dejar clara su postura de que los principales obstáculos son las inconmensurables distancias y la ausencia clara de contacto (descartando ideas paranoicas), Asimov acaba augurando que la solución al problema de los ovnis no aportara grandes cosas a la ciencia y que la abundancia de errores, confusiones y falsos testimonios resultaba apabullante. Años después, tuve que reconocer que él siempre había tenido razón.

“De la vida más allá”, EL PRINCIPIO Y EL FIN (Sudamericana 1979). Original: “Of Life Beyond: Man’s Age-old Speculations” en EXTRATERRESTRIAL INTELLIGENCE- THE FIRST ENCOUNTER (1976) coordinado por James L. Christian




Asimov explica como las especulaciones del ser humano sobre la vida extraterrestre han ido evolucionando en consonacia con los avances científicos de cada época. Por ejemplo, mientras él mismo proponía en los sesenta que el centro galáctico debía estar abundantemente poblado, tras los nuevos descubrimientos sobre su violento entorno (quasars, agujeros negros…) se inclina por buscar vida en los brazos de la Vía Láctea, lejos de su centro. Desde la Ufología, aparecen aquí referencias a von Däniken y a los platillos volantes, pero tambíen a la placa diseñada por Sagan para los Pioneer.

ALPHA CENTAURI (Alianza 1984). Original: ALPHA CENTAURI – THE NEAREST STAR (1976).




El último capítulo de este libro está dedicado a las posibilidades de vida (incluso inteligente) en ese sistema solar próximo… o más allá. Incluye un apartado sobre la búsqueda de lo que en la actualidad llamamos exoplanetas. En esta ocasión, Asimov da la cifra de 650 civilizaciones en nuestra galaxia más adelantadas que la nuestra.

MARTE, EL PLANETA ROJO (Alianza 1986). Original: MARS – THE RED PLANET (1977).




Asimov dedica un par de capítulos del libro a la historia de los canales marcianos (descartados) y a las posibilidades de vida microbiana en el planeta rojo tras la llegada de las sondas Viking, señalando las contradicciones que aparecieron en los análisis del suelo y que dejaban la cuestión todavía abierta… como sigue en la actualidad.

 “Más allá de nuestro cerebro”, SOBRE LA CIENCIA FICCIÓN (Sudamericana 1982). Original: “Beyond Our Brain”, MIND & SUPERMIND (Saturday Review 1977).




Escrito junto con Ben Bova, trata de la inteligencia y cómo sus distintos aspectos han sido tratados en la ciencia ficción. Desde Frankenstein y la clonación hasta la inteligencia artificial y los robots, para acabar con los alienígenas, sean humanoides o no.

“Se buscan: compuestos orgánicos (#63)” ¡CAMBIO! (Alianza 1983). Original: “Wanted: Organics”, American Way (American Airlines), Noviembre 1977.

“Los mundos oscuros (#64)” ¡CAMBIO! (Alianza 1983). Original: “The Dark Worlds / Searching for the Road to Life”, American Way (American Airlines), Diciembre 1977.




Asimov explica la búsqueda de compuestos orgánicos en el universo mediante radiotelescopios y en los planetas cercanos mediante sondas, aceptando que los hallazgos de las Viking en Marte no habían sido positivos. En el segundo artículo de la serie comenta los meteoritos, cometas y asteroides como posibles fuentes de materia orgánica (condritas), con un comentario final sobre los satélites de Marte.

Para esta colección de relatos sobre cómo la ciencia ficción había visto los distintos planetas de nuestro sistema solar, Asimov preparó una serie de prólogos para cada astro aportando la visión científica del momento. Naturalmente, el tema de los alienígenas sale a relucir por ejemplo en el dedicado a Marte, donde habla de sus famosos “canales” y termina calificando de ambiguos los experimentos de los Viking. También menciona las ideas de seres vivos flotando en la atmósfera de Júpiter o en el satélite de Saturno, Titán.

Nunca traducido al castellano. Original: THE SCIENCE FICTIONAL SOLAR SYSTEM (1978).




 “¿Hay otras vidas inteligentes”, LA VISITA DEL TIRANOSAURIO (Tikal 1994). Original: “Other Intelligent Life?”, Gallery (Octubre 1978).




¡Vaya preguntas hace la chica! Seguro que va para astrofísica. Asimov le explica que aunque no exista otra vida inteligente en los planetas próximos, puede estimarse que el número de civilizaciones extraterrestres avanzadas de larga vida en nuestra galaxia es de… ¡50!

“Found!”, OMNI (Octubre 1978). 

En Octubre de 1978 aparece en Estados Unidos el primer número de una revista de divulgación científica con una equilibrada proporción de realidad y ficción que llegaría a marcar un hito: OMNI. Asimov no podía faltar a la cita, y su contribución fue este relato sobre el hallazgo de vida extraterrestre basada en el silicio y que se alimenta de metal y componentes electrónicos... o, mejor dicho, ellos nos encuentran a nosotros.




NO CONSULTADO - “Fifty Million Big Brothers” (The Magazine of Fantasy and Science Fiction, Noviembre 1978) & “Where Is Everybody?” (The Magazine of Fantasy and Science Fiction, Diciembre 1978). Recopilación: THE ROAD TO INFINITY (1979). 




“¿Es atinado que tomemos contacto con civilizaciones avanzadas?”, LA MENTE ERRABUNDA (Alianza 1987). Original: “Is It Wise to Contact Advanced Civilizations?” (Second Look, Noviembre 1978).

Tras analizar los pros y contras, Asimov concluye que es rentable, útil y seguro intentar el contacto con civilizaciones extraterrestres avanzadas.





 “En busca de nuestros vecinos”, PASADO, PRESENTE Y FUTURO (Plaza & Janés 1989). Original: “Looking for Our Neighbors”, Chemistry (American Chemical Society, Noviembre 1978).




Asimov se formula (y responde) diversas preguntas sobre la comunicación con inteligencias extraterrestres, abogando porque valdría la pena intentarlo, incluso aunque no se consiguiese respuesta.  

 “La plaga del exterior (#48)”, ¡CAMBIO! (Alianza 1983). Original: “Plague From Outside”, American Way (American Airlines), Enero 1979.




Asimov argumenta contra las teorías de Fred Hoyle y Chandra Wickramasinghe sobre que la vida primigenia nació en el espacio y llegó a la Tierra por panspermia, con una mención de pasada a la ficción de Michael Crichton. Descarta que los virus de procedencia cometaria causasen enfermedades como la pandemia de “fiebre española” de 1914.  




“Nothing for Nothing”, Isaac Asimov’s Science Fiction Magazine (Febrero 1979). 




Unos alienígenas (que el autor nunca describe más allá de darles nombres que identifican su función) visitan la Tierra en el 15.000 A.C. y se sorprenden al descubrir unos seres apenas inteligentes pero creadores de obras de arte. Una directiva galáctica impone que no pueden llevarse nada gratis, así que tienen que descubrir que ofrecer como trueque.

CIVILIZACIONES EXTRATERRESTRES  (CDivision 1980). Original: EXTRATERRESTRIAL CIVILIZATIONS (Marzo 1979).




En este libro dedicado exclusivamente al tema, Asimov estima las posibilidades de civilizaciones extraterrestres avanzadas en nuestra galaxia, a partir de la famosa fórmula de Drake, por tanto limitándose a la “química y biología tal como la conocemos”. Incluso así, Asimov acaba llegando a la conclusión de que en este momento el número de planetas que albergan una civilización tecnológica rondará los 530.000. El autor desgrana todos los inconvenientes que deben superarse para viajar entre las estrellas y concluye que quizá la solución multigeneracional de planetas artificiales errantes podría ser la única respuesta, un poco como ya defendió Pascual Enguidanos en su Saga de los Aznar



NO CONSULTADO - “We Must Begin a Celestial Search for Civilization” (Los Angeles Times, 20 de mayo de 1979. 

 “Escuchar a las estrellas (#49)” ¡CAMBIO! (Alianza 1983). Original:  “Listening to the Stars”.




Nuevo ensayo defendiendo el proyecto SETI de búsqueda de señales inteligentes extraterrestres.

NO CONSULTADO - “Wide-angle Views of the Universe”, The Magazine of Fantasy and Science Fiction, Julio 1964 & Science Digest, Junio 1981.

Reseña del libro de V.A. Firsoff, LIFE BEYOND EARTH. 




NO CONSULTADO - “Starting Point” Original: American Way (American Airlines), Enero 1982. Recopilación: THE DANGERS OF INTELLIGENCE (1986).

Trata sobre los orígenes de la vida en el Universo. Sin más datos.

“Flying saucers and Science Fiction”, FLYING SAUCERS (Mayo 1982).




Pese a su conocido escepticismo al respecto, Asimov prologó esta recopilación de relatos sobre platillos volantes (donde incluyó además su historia de 1961, ya comentada, “What is This Thing Called Love”. No niega los miles de testigos, sino su interpretación de lo ocurrido (o no) en términos extraterrestres. Relata el curioso detalle de que Ray Palmer (a quién se le ha descrito como principal impulsor de la euforia platillista en sus primeros años) fue también el editor que compró su primer relato y explica que los escritores de ciencia ficción, a diferencia de los ufólogos, tienen que aportar en sus historias razones para que haya tantas astronaves pululando por nuestros cielos sin hacer nada, y el resultado puede ser muy revelador.

NO CONSULTADO - “The Double Star” Original: American Way (American Airlines), 3 de septiembre de 1985. Recopilación: THE DANGERS OF INTELLIGENCE (1986).

Trata sobre los posibilidades de vida en las cercanías de la estrella Alfa Centauri. Sin más datos.

NO CONSULTADO - “There Goes the Neighborhood”, American Way (American Airlines), 24 de junio de 1986.

Se pregunta si los alienígenas serían crueles o benefactores. Sin más datos.

“PRÓLOGO – Propagación a través del espacio”, LA VISITA DEL TIRANOSAURIO (Tikal 1994). Original: “Spreading Through Space” en SIN OF ORIGIN (1986) de John Barnes




Partiendo de la premisa en la que John Barnes basa su novela, Asimov cuenta la historia de la idea de la panspermia, desde Svante Arrhenius (1907) a Fred Hoyle, pasando por Francis Crick (uno de los descubridores de la doble hélice del ADN) y su escatológica propuesta de que pudiéramos ser la evolución de caca alienígena.

“PROLOGO - Primer contacto”, LA VISITA DEL TIRANOSAURIO (Tikal 1994). Original: “First Contact” en CALIBAN LANDING de Steven Popkes (Noviembre 1987).




En ciencia-ficción, “Primer contacto” se refiere al encuentro inicial entre humanos y alienígenas. A pesar de que la historia humana nos dice que ese contacto es siempre perjudicial para una de las partes, Asimov confía en que la avanzada tecnología necesaria para los contactos interestelares calmaría los ánimos. Pero sin descartar otras posibilidades.

“A vueltas con la vida en Marte”, FRONTERAS (Ediciones B 1991). Original: “Life on Mars Revisited”, Los Angeles Times (1987-1989).




Una década antes del famoso ALH84001, ya Asimov comentaba en hallazgo de meteoritos marcianos en la Antártida y las posibilidades de que contuviesen elementos orgánicos microscópicos, en base a las investigaciones de un equipo británico.

NO CONSULTADO - “Where Is Everybody”, American Way (American Airlines), 15 de diciembre de 1987.

Se pregunta por qué no se ha contactado todavía con una civilización extraterrestre. Sin más datos.

“PROLOGO - ¡Bienvenidos, forasteros!”, LA VISITA DEL TIRANOSAURIO (Tikal 1994). Original: “Welcome Stranger!” en ENCOUNTERS (Febrero 1988).




Asimov vuelve a insistir en el tema del “primer contacto” ahora desde el punto de vista de los contactos con entidades inteligentes sobrenaturales (desde los dioses a los fantasmas) que atribuye a la imaginación humana o a las distorsiones dramáticas de algo realmente existente (los centauros como el encuentro con los primeros jinetes). Lo mismo afirma respecto a las ideas de Däniken o de los modernos ufólogos. Recuerda que los primeros encuentros con alienígenas en la ficción (Gulliver y similares) fueron pacíficos, hasta que llegó H.G. Wells y su relato anti-imperialista. Asimov confía en que hayamos aprendido la lección de la tolerancia (como él mismo ha hecho desde que escribió el relato de 1941 que se incluye en la antología, “Not Final!”, ya comentado). 

 “¿Estamos solos?, FRONTERAS (Ediciones B 1991). Original: “Are We Alone? / Is There Anyone Home Out There”, Los Angeles Times, 25 de marzo de 1988.




Asimov analiza las condiciones que debe tener un planeta para soportar vida “tal como la conocemos” y señala como las ideas sobre el tamaño de la ecosfera (zona de habitabilidad en torno a una estrella) varían a cada nuevo descubrimiento.

¿ESTAMOS SOLOS?, OBJETOS VOLADORES NO IDENTIFICADOS (Biblioteca Asimov del Universo #07). Original: Isaac Asimov’s Library of the Universe #29: Ufos (1988) y  ¿HAY VIDA EN OTROS PLANETAS? (Biblioteca Asimov del Universo #18). Original: Isaac Asimov’s Library of the Universe #11: Is There Life on Other Planets? (1988).




En sus últimos años, Asimov quiso volver al público juvenil y dirigió colecciones como la Biblioteca del Universo, donde llegaron a publicarse 36 títulos. Solamente mencionaremos estos dos. Sobre los ovnis, Asimov se muestra tan escéptico y ameno como siempre, aunque ferviente defensor de la vida (incluso inteligente) en el Universo. Lo más curioso son los libros y películas recomendados por los coordinadores españoles para saber más: 




NÉMESIS, la última gran novela de Asimov independiente de sus series de Fundación y los robots. Aparecida en Octubre de 1989. En ella, Asimov vuelve a incluir una inteligencia extraterrestre.

La primera misión interestelar terrestre llega a una enana roja recién descubierta, Némesis, que se dispone a atravesar el Sistema Solar. Al entrar en órbita en torno a una luna a la que denominan Erythro, descubren que soporta vida bacteriana que, además, llega a conformar un organismo colectivo que posee cierta forma de autoconciencia y telepatía… una especie de combinación entre la hipótesis Gaia y el SOLARIS de Stanislav Lem.




NO CONSULTADO - “Aliens”, Isaac Asimov’s Science Fiction Magazine, mediados de diciembre de 1991.




En este su último ensayo que he podido localizar, Asimov comenta la poca calidad de la ciencia ficción en los medios audiovisuales, con especial referencia a la preponderancia de alienígenas humanoides. Todavía no había llegado la explosión de las técnicas digitales. Sin más datos.

Como todos sabéis, la más famosa ocasión en que Isaac Asimov escribió sobre alienígenas fue en la parte central de su novela LOS PROPIOS DIOSES / THE GODS THEMSELVES, inicialmente aparecida en tres partes (Galaxy, Marzo y Mayo de 1972 y Worlds of If, Abril 1972). Él mismo confesó que se vio abocado a hacerlo para demostrar que también podía escribir sobre alienígenas y sexo, aunque apenas si lo hubiese hecho hasta entonces por no considerarlo necesario. Y lo hizo tan bien que consiguió los dos principales premios de la ciencia ficción norteamericana de ese año, el Hugo y el Nebula. Asimov, en su autobiografía, la considera una de sus novelas más logradas.




La novela nos presenta a un Asimov maestro de la divulgación científica. Como es su costumbre, utiliza mucho diálogo y emplea las charlas entre los personajes para enseñar ciencia. Su ciencia ficción prefiere explorar ideas y conceptos. Y en este caso, algunos resultan incluso premonitorios. Para estar escrito en 1972, nos presenta una Tierra dependiente de una fuente de energía aparentemente ilimitada (La Bomba de Electrones) pero que puede llevarnos a la aniquilación… ¿no os recuerda el asunto del calentamiento global? Especialmente punzante es la reacción de los políticos al respecto, muy en la línea del actual Donald Trump.




El sexo permea las dos últimas partes. En la tercera, que se desarrolla en una colonia lunar, todavía es reconociblemente humano aunque debido a la escasa gravedad y a la ingeniería genética, bastante problemático por las diferencias morfológicas y los equilibrismos necesarios. Pero aquí hemos venido a hablar de sus alienígenas, y por tanto, de la parte central. Trataré de hacerlo sin “spoilers” para los que quieran disfrutar leyendo, o releyendo, la novela.

Asimov imagina un universo paralelo con unas leyes físicas diferentes al nuestro, incluso el tiempo marcha a distinta velocidad. La conexión entre ambos parece beneficiar a las dos especies que obtienen literalmente “energía de la nada”, pero existe un peligro a largo plazo. Los obstáculos que encuentran, en ambos lados, para intentar superar ese peligro, constituyen la trama principal. La solución señalada por Asimov era bastante evidente, pero les dejaré con la intriga.

Centrándonos en la civilización extraterrestre, ésta se divide en unos “Seres Duros” dominantes, que controlan la sociedad de los “Blandos”. Son ellos los que escogen a cada uno de los tres miembros de cada grupo reproductivo, llamados”tríades” en la traducción castellana, y quienes actúan como mentores. Los “Blandos” tienes 3 sexos, con roles fijos para cada uno:

+ Los Racionales (o “izquierdos”) son lógicos y científicos, Tienen una capacidad limitada para pasar a través de otra materia. Identificados con pronombres masculinos.

+ Los Emocionales (o “centrales”) son intuitivos. Identificados con prononbres femeninos son los que aportan la energía necesaria para la reproducción. Los Emocionales pueden atravesar sin problemas todo tipo de materia. La personaje principal, Dua, es una Emocional con algunos rasgos asociados a los Racionales.

+ Los Paternales (o “derechos”) encargados del parto y la educación de la descendencia. Identificados por pronombres masculinos no tienen apenas la capacidad para fundirse con los demás, excepto cuando son ayudados por uno o los otros dos sexos.

Se alimentan por fotosíntesis y su cópula se realiza fusionándose en un único cuerpo. Los Racionales y Paternales pueden hacerlo juntos de forma independiente, pero la inclusión de un Emocional permite que la “fusión” sea total, llegando al orgasmo y a la reproducción, pero también a la pérdida de conocimiento y una amnesia posterior… las consecuencias juegan un papel importante en la trama, así que no daré más detalles.




En mi opinión, es una historia muy bien lograda que merecería llevarse al cine o la televisión. De hecho, el propio Asimov en uno de sus últimos relatos (“Gold”, Analog Septiembre 1991) imaginó los esfuerzos de un grupo de animación digital para conseguirlo.




Creo que la mejor forma de terminar este trabajo es recordar la frase de Schiller  que sirvió de inspiración y título) a Asimov para su novela y que, para él, representa el mayor peligro para la humanidad. Siempre optimista, pensaba que lograríamos superarlo. Yo… no estoy tan seguro.

"Mit der Dummheit kämpfen Götter selbst vergebens"

"Contra la estupidez, hasta los propios dioses luchan en vano”

NOTA: Agradeceré la colaboración de los lectores para localizar cualesquiera de los relatos y ensayos que no he podido consultar, aparezcan mencionados en el texto o, peor aún, se me hayan pasado por alto.


Enlace Relacionado:



Los alienígenas de Isaac Asimov. Parte I/II


*******



by PacoMan 

En 1968 nace. Reside en Málaga desde hace más de tres lustros.

Economista y de vocación docente. En la actualidad, trabaja de Director Técnico.


Aficionado a la Ciencia Ficción desde antes de nacer. Muy de vez en cuando, sube post a su maltratado blog.

Y colabora con el blog de Grupo Li Po






*******



Luis R(einaldo) González Manso (Asturias 1958). Reside en Málaga desde mediados de los años sesenta del pasado siglo y más allá de su formación académica como economista que le da de comer, desde muy joven se interesó por lo paranormal, especialmente el desquiciado mundillo de la Ufología. Desde sus primeras colaboraciones en revistas especializadas como STENDEK y luego CUADERNOS DE UFOLOGÍA siempre destacó por su enfoque metódico y escéptico. Aparte de sus colaboraciones en libros como Diccionario Temático de Ufología (Fundación Anomalía, 1997) y Vida en el Universo – Del mito a la ciencia (Fundación Anomalía, 2008), en 2008 publicó su único ensayo hasta el momento, Las abducciones ¡vaya timo! (Laetoli). En 2015 apareció su primera novela, UMMO – Historia de una obsesión, bajo el transparente seudónimo de Reinaldo Manso, que utiliza en sus trabajos de ficción.



 En la actualidad tiene una columna sobre filatelia y ovnis en la revista EL ESCÉPTICO, otra sobre ucronías en DESCUBRIR LA HISTORIA, y se dedica  a montar exposiciones combinando sus tres grandes pasiones: la ciencia ficción (donde encuadra a la ufología), la filatelia, y los dinosaurios. Entre sus proyectos está una colección de ucronías centradas en distintos momentos de la historia de España y algún pastiche sherlockiano.

Coleccionista de la obra de Isaac Asimov, al que reconoce como uno de sus padres intelectuales, aún  no ha podido conseguir su sueño de poseer la bibliografía completa de este prolífico autor, aunque no desespera en conseguirlo.

1 comentario:

  1. De verdad que fue una bendición para nosotros que asimov abandonara la docencia. En esta entrada tienen un amterial muy abundantedel cual desconozco mucho, gracias. Por cierto les dejo algo que escribí en tigrero acerca de Asimov.
    http://tigrero-literario.blogspot.com/2016/07/las-leyes-de-la-robotica-y-algo-acerca_1.html

    ResponderEliminar